La RAP-E busca integrar los 316 municipios que la conforman 

Lugar de matorrales intrincados. Lugar encerrado en colinas.

Bogotá D.C., 12 de junio de 2017. De los 316 municipios de la Región Central, 152,  es decir el (48%),  no tienen ningún tipo de conexión. Tan sólo 58 municipios se conectan con otro, 30  se relacionan con tres,  y 76 se conectan con más de tres.

Estas cifras son el resultado de la identificación de ‘Territorios Funcionales’ elaborada por el Centro Latinoamericano de Desarrollo Rural –Rimisp-, una investigación que  analiza  el comportamiento actual de los municipios que integran la Región Central y que permite,  identificar las carencias y desventajas de aquellos con un menor nivel de desarrollo.

El estudio genera retos importantes en relación con la planificación rural y la puesta en marcha de acciones productivas, que puedan aumentar las vocaciones agropecuarias de los territorios, el fortalecimiento de los lazos comerciales  y  la oportunidad de construir nuevas alternativas  de desarrollo.

“Desde el inicio, la RAP-E definió tres líneas de acción: planear estratégicamente el territorio para superar las brechas, articular planes y programas que trasciendan e impulsar proyectos estratégicos conjuntos. Estamos trabajando en ello con nuestros cinco asociados y sus 316 municipios”, comentó Diego García, Director Ejecutivo de la RAP-E tras conocer los resultados del estudio elaborado por Rimisp para la Región Central.

La desconexión del 48% de los municipios de la RAP-E, inhibe la configuración de ‘Territorios Funcionales’ en donde las actividades económicas, sociales y políticas podrían trascender las fronteras político-administrativas y generar un crecimiento colectivo a nivel subregional.

A través de la gestión y definición de nuevas Políticas Públicas, la Región Central RAP-E junto a los gobiernos departamentales, desarrolla programas y proyectos que integran a los municipios que se encuentran aislados, como: la ruta turística ¨El Dorado¨ o la  ruta  de la Paz.

Actualmente, existen municipios asociados en una misma subregión funcional y que pertenecen a departamentos diferentes. Según el ejercicio de identificación de ‘Territorios Funcionales’ elaborado por el Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural Rimisp: Es el caso del clúster turístico de Melgar (Tolima) y Girardot (Cundinamarca), junto con sus municipios vecinos; y municipios del norte de Cundinamarca, tales como Simijaca y Villapinzón, quienes se asocian funcionalmente con municipios de Boyacá”, asegura el estudio.

Con las subregiones funcionales ya identificadas, el paso siguiente será priorizar acciones a mayor escala con el propósito de aumentar los lazos sociales,  comerciales y de infraestructura vial.

La RAP-E  continúa con  el trabajo regional para que cada uno de los municipios que la integran,  cuente con al menos un nodo dinamizador, no sólo con aquellos que tengan relaciones de vecindad.  Ahora viene  un proceso de identificación por rasgos de  funcionalidad de cada territorio para  construir decisiones a nivel subregional, de esta manera,  la RAP-E sigue construyendo región.

 

Maria Teresa Blanco P.

Periodista

3013005059

 

Jhon H. Barrera.

Asesor de Comunicaciones

3297380 ext. 1032 / 3107886678

 

Deja un comentario

*