Bogotá, 1 de febrero de 2018. El Director de la Región Administrativa de Planificación Especial, Rape del Centro de Colombia, expresó que “el Gobierno Nacional sigue aferrado al centralismo tomando decisiones que afectan la autonomía de las regiones”.
Señaló que “es el colmo que se sigan tomando este tipo de determinaciones, sin consultar con las autoridades departamentales y municipales los efectos de sus medidas”.
Así mismo puntualizó que “con estas actitudes, en vez de construir, lo que se generan es desacuerdos”.

La situación

La gobernadora del Meta, Marcela Amaya, señaló que, si bien entendía que era una medida para prevenir una nueva tragedia en la vía, está en ningún momento se le comunicó a ella ni al alcalde de Villavicencio.

“Entendemos que se deben tener todas las precauciones sobre la vía, pero rechazamos que ni si quiera nos llamaron para informarnos, nos enteramos a través de los medios de comunicación”, dijo la mandataria seccional.

De acuerdo con la Gobernadora, la decisión del Ministerio de Transporte es cerrar de manera indefinida la vía, a la altura del sector de Chirajara, ante la posibilidad de que colapse la torre que quedó izada del puente atirantado (al costado hacia Bogotá del puente que se desplomó hace un par de semanas), con lo cual la única alternativa de comunicación es por vía terrestre por Boyacá y Casanare.

La ruta que en emergencias como estas se ha utilizado es Guateque, Las Juntas, Santa María, San Luis de Gaceno (Boyacá), El Secreto, Aguaclara, Villanueva (Casanare), Paratebueno, Cumaral, Restrepo, Villavicencio (Meta), un recorrido aproximado de 357 kilómetros no está en buenas condiciones y en vehículo pequeño se tarda siete horas y uno de carga entre 9 y 10 horas.
Amaya consideró que esta decisión tendrá un grave impacto en la economía no solo del Meta sino de toda la región, toda vez que la carretera es de vital importancia para Guaviare, Meta, Casanare, Vichada y Guainía. De hecho, por la vía al llano transitan más de 10 mil vehículos particulares, de carga y de pasajeros al día.

La funcionaria declaró que desconocía si el Ministerio había contemplado algún plan de choque que redujera el impacto del cierre de la vía, y si se tuvieron en cuenta medidas como el aumento de frecuencias aéreas hacia Villavicencio o la reducción de los tiquetes aéreos.

Por su parte, el Gobernador de Cundinamarca, Jorge Emilio Rey, se demostró en desacuerdo con la medida impuesta por el Ministerio de Trasporte de cerrar de forma indefinida la vía al Llano, “hago un llamado para que el Ministro de Transporte, Germán Cardona, atienda el clamor y peticiones de nuestros alcaldes y empresarios del oriente cundinamarqués. Se debe habilitar de inmediato la movilidad en vía Bogotá – Villavicencio”.

Es de recordar, que la Región Central – RAPE está integrada por Bogotá, Cundinamarca, Meta, Tolima y Boyacá.