En el marco del primer Foro Regional de las Ciudades Latinoamericanas firmantes del Pacto de Milán, la Región Central de Colombia fue escogida por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), para ser parte de este tratado voluntario que firman las ciudades que se comprometen a trabajar en el desarrollo de sistemas alimentarios sostenibles, inclusivos y seguros.

Luis Gerardo Arias, director técnico de la RAPE, señaló que se busca “eliminar los químicos de la producción, aranceles innecesarios que encarecen los productos y crear hábitos de consumo para manejar el aumento de los índices de obesidad en el mundo”.

La FAO a través de este pacto, busca acuerdos globales que permitan la generación de alimentos suficientes para todos los ciudadanos, “mediante programas de fortalecimiento a los productores rurales y así garantizar la producción alimentaria para los habitantes presentes y futuros”, explicó Arias.

Con la entrada de la RAPE a este grupo de territorios, se consolida como un actor fundamental en el escenario internacional para la implementación de alternativas que buscan garantizar una producción suficiente de los alimentos, la sostenibilidad y la adecuada distribución de los mismos.

English
Redimensionar imagen
Contraste

Pin It on Pinterest