Conocer este ecosistema es una de las apuestas de turismo sostenible más atractivas hoy en día para todos los colombianos.

(Cundinamarca, 14 de diciembre de 2017). La provincia del Guavio tiene el plan ideal para los turistas que quieran disfrutar de extensos y verdes paisajes como el páramo de Chingaza, considerado uno de los más grandes del país y que surte en un 85% el agua que consumen los bogotanos.

Aquí el contacto con la naturaleza es una aventura posible, poder tocar con las manos un frailejón, caminar al aire libre, sentir el golpe de la fría brisa del altiplano son sensaciones que ofrece este recorrido de aproximadamente 143 kilómetros y pagando un solo peaje, entre Bogotá, La Calera, Guatavita, Guasca, Gachetá, Junín, Gama, Ubalá y Gachalá.

Estos escenarios cundinamarqueses de esparcimiento son especiales para el turismo contemplativo, por los innumerables ecosistemas y maravillas naturales que adornan la región del Guavio.

Esta es una verdadera joya del patrimonio cultural colombiano, integrada por una vegetación rodeada de páramos, donde se destaca la presencia de árboles como Mano de Oso, Uvos de Monte, Té de Bogotá, Ajicillo y Trompetero, entre otros.

Un recorrido apasionante y rodeado de la naturaleza

  • La Calera, a 18 kilómetros de Bogotá, tiene dos grandes represas que surten al acueducto de Bogotá: San Rafael y Chingaza. Dentro de los sitios de interés está la Laguna la Chucua, en la vereda Mundo Nuevo, y el Parque Nacional Chingaza.
  • Guatavita se encuentra a una altitud media de 2.668 metros y el sitio más importante de este municipio es la reconocida mundialmente Laguna de Guatavita, con su leyenda de El Dorado y el embalse de Tominé.
  • Guasca, con una población aproximada de 14.759 habitantes, cuenta con sitios de interés como las lagunas y la capilla de Siecha, el lugar sagrado para los Muiscas, y el páramo grande de Guasca, con aguas termales “Aguas Calientes”.
  • Gachetá, a 99 kilómetros de Bogotá, es la capital de la provincia del Guavio. Cuenta con termales, balnearios y el templo parroquial con un estilo único, de los pocos que aún se conservan en el territorio.
  • Junín tiene en la inspección de Chuscales la reserva natural de Carpanta y el puente natural de Maracaibo, así como las fuentes hídricas con ríos y quebradas de alta montaña.
  • Gama, a 113 kilómetros de Bogotá, tiene el Alto los Gavilanes, el embalse de la central hidroeléctrica de El Guavio, tejidos en tapiz, lana virgen y fique.
  • Ubalá presenta un potencial excelente y cuenta con elementos como el embalse, su belleza paisajística, valores culturales y la Laguna Verde, ubicada en la vereda San Isidro Alto.
  • Gachalá, Después de pasar el páramo de Guasca y descender por una carretera asfaltada, la temperatura varía y el paisaje cambia con un sinfín de montañas y cerros escarpados. Allí se realiza el Festival Nacional Náutico y Ecoturístico de El Guavio, y se disfrutan sus aguas termales, la cascada la gruta y centros vacacionales.

Noticia tomada de: http://www.cundinamarca.gov.co/Home/Prensa.gc/!ut/p/z1/04_Sj9CPykssy0xPLMnMz0vMAfIjo8zijS0sDNz9DQy9DNy9XAwc3b09zP2N3Q0MnE30w8EKDFCAo4FTkJGTsQFQj5F-FOn6kU0iTj8eBVH4jQ_Xj8KiBNUHhMwoyA0NjTDIdAQALjq8Ig!!/?1dmy&current=true&urile=wcm%3apath%3a%2Fprensa%2Fasgaleriadenoticias%2Fasnoticiasprensa%2Fplan%2Bideal%2Bpara%2Bamantes%2Bde%2Bla%2Bnaturaleza%252C%2Bla%2Bcultura%2By%2Bla%2Bhistoria

Pin It on Pinterest