El departamento del Huila se encuentra en alerta por la segunda temporada seca del 2022, que deja un aproximado de 142,11 hectáreas de bosque tropical quemado en municipios como Neiva, Paicol, Yaguará, Saladoblanco, Tesalia, Tello y Rivera, que forman el conjunto de localidades más afectadas según el consolidado entregado por la oficina de Gestión del Riesgo y Desastres de la región.

Según el IDEAM el municipio de Villavieja al día de ayer se encontraba con alta probabilidad de que se presenten incendios de la cobertura vegetal. Por otro lado, poblaciones como Colombia, Baraya, Neiva, Palermo, Rivera, Santa María y Teruel, están con baja probabilidad por la ocurrencia de incendios en zonas verdes.

English
Redimensionar imagen
Contraste