(Bogotá, 25 de julio de 2020). Con la venta de 18.392 canastos con los mejores alimentos, entre frutas, verduras y granos, provenientes de las manos de los productores de la Bogotá Rural, Boyacá, Cundinamarca, Meta y Tolima, culminó el cierre de la primera gran Mercatón Campesina. El valor de las ventas por poco alcanza los 2.000 millones de pesos.

Para obtener tal éxito, la Región Administrativa y de Planeación Especial (RAP-E) apoyó la organización y puesta en marcha de esta iniciativa, que tiene, como único objetivo, beneficiar a los cientos de productores de la Región Central que atraviesan una difícil situación a causa de la pandemia. “Le hemos comprado a precios justos a nuestros campesinos. Si queremos paz y reconciliación debemos cerrar la brecha rural y urbana; con la Mercatón hemos logrado comprarle al triple de lo que le hubiese comprado alguien más; le estamos dejando a mejor precio y más utilidad”, explicó Claudia López, alcaldesa de la Capital del país.

La estrategia, liderada por la Secretaría de Desarrollo Económico de la Alcaldía Mayor de Bogotá, consistió en generar la reactivación de la economía, a través de compras directas a los campesinos, en una apuesta por seguir construyendo región. “La RAP-E se convierte en ejemplo de descentralización por el trabajo que desde las regiones se viene realizando. Agradecemos la decisión política de la señora alcaldesa Claudia López y los gobernadores Nicolás García, Ramiro Barragán, Luis Enrique Dussán, Juan Guillermo Zuluaga y Ricardo Orozco”, indicó Fernando Flórez, gerente de la entidad.

Durante la jornada, que se llevó a cabo en la Plaza de Los Artesanos en Bogotá, el gerente Flórez anunció que el Plan de Abastecimiento Alimentario de la Región Central está terminado y, actualmente, se encuentra publicada en SECOP II una convocatoria para la creación del Sistema de Información. “En la Región Central se produce el 83% de lo que se consume en Bogotá; se hace necesario organizar la oferta y demanda a través de un Sistema de Información que mejore las falencias presentes en la cadena de abastecimiento alimentario y se beneficie a los productores”.

Asimismo, el Funcionario reiteró que la entidad busca convertir a la Región Central en la despensa agroalimentaria saludable y sostenible del país, para lo cual adelanta estrategias desde cada una de las fases y procesos de la cadena de abastecimiento (oferta, demanda y logística), que permitan a los mandatarios asociados a la RAP-E tomar decisiones efectivas sobre el agro. “Junto con el Ministerio de Transporte iniciamos proceso para caracterizar las rutas de los vehículos que transportan los productos de los campesinos y demás componentes logísticos de la cadena de abastecimiento”, puntualizó.

 

LA MERCATÓN EN CIFRAS

Con la primera gran Mercatón Campesina se logró incrementar en un 155% el precio pagado a los campesinos por sus productos, quienes, en promedio, aumentaron en un 400% la utilidad frente al costo de producción. Entre tanto, las 18.392 personas que adquirieron estos mercados obtuvieron un 10% de ahorro en su compra.

Cada uno de los mercados, que tuvo un valor de $100 mil, será entregado entre el 25 y 26 de julio en los hogares de los bogotanos. Las ventas registradas fueron calificadas como un éxito total para todos los territorios involucrados. En su orden, Cundinamarca vendió 7.233 mercados; Boyacá 7.080; Tolima 2.320; Meta 1.057 y Bogotá rural 702, para un total en ventas de $1.839.200.000.

Los territorios asociados a las Región Central informaron que se proyecta la segunda versión de la “Mercatón Campesina” para el mes de octubre.

English
Redimensionar imagen
Contraste

Pin It on Pinterest