“Estamos materializando en la práctica esta ley, lo cual es un hito en el país, en la medida en que, si bien es un ejercicio intencionado, todavía no ha sido literalmente expresado. Esta rueda de negocios es un gran avance”: Luis Alejandro Perea, director de Abastecimiento del Distrito.

(Bogotá, 26 de noviembre de 2021). El Encuentro Regional de Compras Públicas, que se llevó a cabo en la plaza de Los Artesanos de Bogotá, es el resultado del trabajo articulado entre la Región Administrativa y de Planeación Especial (RAP-E), las secretarías distritales de Integración Social y Desarrollo Económico y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), en su propósito de aunar esfuerzos por la implementación de la Ley 2046 de 2020 de Compras Públicas, evitando, a toda costa, que quede únicamente plasmada en el papel.

“Este es el primero de muchos encuentros que vamos a realizar en la Región Central, son importantes porque unen la oferta y la demanda del centro del país”, explicó Magda Paola Núñez, directora de Planificación, Gestión y Ejecución de proyectos de la RAP-E, primera entidad pública suprarregional de Colombia.

La jornada contó con la participación 26 productores campesinos de Bogotá y los departamentos de Cundinamarca y Boyacá, territorios asociados a la RAP-E, quienes ofertaron sus productos (fríjol, aguacate, papa, plátano, zanahoria, queso y arroz) a 20 operadores de alimentos de la Administración Distrital. Al cierre de la jornada, se firmaron seis acuerdos comerciales.

EL OBJETIVO: MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA DE 750 MIL PRODUCTORES

“La RAP-E es un actor determinante no solo en la medida de que nos está integrando desde el punto de vista territorial, sino porque en su misionalidad está la de convertirse en un generador de líneas de conocimiento que nos permitan articularnos de manera efectiva”, afirmó el Funcionario del Distrito.

Por su parte, Luis Gerardo Arias, secretario de Agricultura de Boyacá, reiteró la necesidad de hacer que la norma se vuelva realidad. “El reto más importante está en crear el escenario para su implementación. Debemos trabajar en fortalecer las capacidades de nuestros productores y acompañarlos en el proceso, tanto de la parte administrativa y de la pedagogía de la ley, como en su preparación en temas logísticos y financieros; de lo contrario, difícilmente la ley podría llegar a los territorios y estaríamos perdiendo una oportunidad valiosa”.

En el mismo sentido, las entidades participantes han anunciado que este trabajado articulado continuará uniendo esfuerzos tras un mismo objetivo, mejorar las condiciones de vida de los más de 750.000 campesinos productores del centro del país y fomentar los circuitos cortos de comercialización.

AGROVITRINAS: ACCIONES A CORTO PLAZO
A través de la Estrategia Regional de Comercialización, la RAP-E y la FAO han priorizado dos canales: Compras Públicas y Agrovitrinas. En relación con el primero, durante los meses de diciembre de 2021 y febrero de 2022 se llevarán a cabo nuevos encuentros regionales, así como, giras técnicas y de acompañamiento en Boyacá, Huila, Meta y Tolima.

Para el caso de las Agrovitrinas, estarán disponibles, de manera temporal, durante el próximo mes en los centros comerciales Gran Estación, en Bogotá y Fontanar, en el municipio de Chía, Cundinamarca. “Vamos a tener diversidad de productos con valor agregado y transformados. Cada uno de los diferentes territorios va a exponer sus productos más representativos, que tienen un carácter cultural y autóctono”, comentó Tulio Montemiranda, líder del componente de Abastecimiento y Mercados Inclusivos de la FAO.

English
Redimensionar imagen
Contraste