La RAPE Región Central los apoyará con recursos técnicos y financieros que les permitan consolidar sus iniciativas ambientales

Gracias al programa Guardapáramos, adelantado por la RAPE – Región Central, el 48% de los páramos del país, contarán con 105 nuevos cuidadores capacitados, a través de Coaching ambiental intensivo, en liderazgo, innovación, empoderamiento, protección y cuidado de las fuentes hídricas.

Los mejores Guardapáramos, que en su mayoría habitan cerca a estos ecosistemas, ubicados en el Centro del país, fueron seleccionados de un grupo de 500 aspirantes de los departamentos de Boyacá, Tolima, Cundinamarca y Meta y Bogotá D.C que durante su vida han adelantado acciones en la defensa y sostenibilidad de estos ecosistemas, el agua y el medio ambiente.

El primer grupo recibirá su certificación, el próximo domingo 24 de marzo en el Hotel Campestre Villa Luz de Ibagué, Tolima, y posteriormente se realizarán las jornadas en el municipio de Santandercito, Cundinamarca, y en Paipa, Boyacá.

“Sin páramos no hay agua, y sin agua no hay vida. Esta es una motivación suficiente para querer ser un guardapáramo y compartir lo aprendido con nuestras comunidades, y que así tomen conciencia del cuidado y protección que merecen nuestros recursos naturales”, indicó Cristina Parra, beneficiaria del programa.

Luego de recibir sus diplomas, los Guardapáramos Voluntarios emprenderán un nuevo reto que contará con el apoyo de la RAPE para liderar iniciativas que contribuyan con la protección de los páramos: “brindaremos la asesoría necesaria para que estos hombres y mujeres puedan consolidar sus apuestas ambientales, a través de transferencia de conocimiento, logística, financiamiento o apoyo en la gestión y fortalecimiento técnico”, anunció fernando Florez, director de la Región Central.

Las iniciativas se desarrollarán en los 15 complejos de páramo que comprenden la Región Central del país, donde se tomará como base el impacto positivo en las comunidades, el cuidado y la restauración de los páramos, la articulación hídrica regional, la protección de la biodiversidad, y las medidas para mitigar el cambio climático, entre otros.

Por su parte Armando Castellanos, otro de los ciudadanos que está a punto de recibir su certificación como Guardapáramo Voluntario asegura que su labor es tan importante que se compromete a enseñarle a sus comunidades del daño que con simples acciones pueden causar a estos ecosistemas sin ni siquiera darse cuenta. “Con la capacitación estamos más que preparados para liderar y tomar medidas para protegerlos” afirmó.

El proyecto Guardapáramos de la RAPE Región Central, la primera entidad pública de carácter regional, que busca fortalecer las iniciativas ambientales en pro de la conservación de estas fábricas de agua y vida, cuentan con el apoyo de las gobernaciones del Centro del país y la Alcaldía de Bogotá

English
Redimensionar imagen
Contraste

Pin It on Pinterest