En el marco del primer Foro Regional de las Ciudades Latinoamericanas firmantes del Pacto de Milán, que se llevará en el Museo de Arte de Rio de Janeiro, Brasil, del 29 al 31 de mayo, la RAPE – Región Central fue escogida por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, para presentar el Plan de Abastecimiento Alimentario para los territorios del centro de Colombia 2019-2030, sustentado en la mejora de la productividad rural, la dinamización de los equipamientos, la generación de valor agregado local y la consolidación de canales de comercialización.

En el evento participarán más de 70 expertos de la FAO; la Organización Panamericana de la Salud -OPS; la Organización Mundial de la Salud – OMS; el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos -ONU-Habitat, y representantes de ciudades de América Latina y Europa, entre otros que presentarán su experiencia y resultados en la implementación de iniciativas para garantizar el acceso de las comunidades a la alimentación equitativa y saludable, y debatir políticas alimentarias seguras, inclusivas y sostenibles, que involucren cuestiones como diversidad, respeto a la naturaleza y minimización del desperdicio.

La RAPE, como primer esquema asociativo regional en Colombia, expondrá su apuesta del Plan de Abastecimiento Alimentario de la Región Central del país que integrará dinámicamente la oferta y la demanda, disminuirá las pérdidas y desperdicios de alimentos y las ineficiencias de la cadena de valor y simultáneamente impactará positivamente la Seguridad Alimentaria de la Región Central en lo rural y urbano; y la forma como la entidad se está articulando con los objetivos para la lucha contra el hambre a nivel mundial.

Además, presentará otras experiencias exitosas como sus proyectos “Cambio Verde” intercambio de material reciclable por frutas, verduras y huevos, en los territorios maás vulnerables del centro del país; y “Compras Institucionales” que promueve la inclusión de los productores de organizaciones de agricultura familiar como proveedores directos de alimentos, logrando así una articulación entre la oferta y demanda, la reducción de los circuitos de comercialización y por ende el incremento de ingresos de las familias dedicadas a la producción agropecuaria; entre otras.

“Nos invitaron por ser referente en América Latina al adelantar programas de orden regional que contribuyen con el cierre de las brechas e inequidades para la alimentación de los ciudadanos. A través de nuestra experiencia estamos facilitando que los eslabones de la producción alimenticia se organicen y se favorezca a los campesinos”, explicó Luis Gerardo Arias, director técnico de la RAPE.

La importancia de este escenario para la región central es que en esta zona se produce el 26% de los alimentos que consume el país. A Bogotá ingresan, a diario, 7.600 toneladas de alimentos frescos de los cuales el 83% provienen de sus departamentos cercanos: Cundinamarca (48%), Boyacá (19%), Meta (12%) y Tolima (3%).

El Pacto de Milán es un tratado voluntario, firmado el 16 de octubre de 2015, que agrupa a varias ciudades de diferentes continentes y busca trabajar en el desarrollo de Sistemas Alimentarios Sostenibles e Inclusivos para asegurar comida sana y accesible a las comunidades en todo el mundo.
English
Redimensionar imagen
Contraste

Pin It on Pinterest