A través de la estrategia ‘Biciregión’,  la entidad pondrá en marcha la primera iniciativa con escala regional interdepartamental de Colombia.

Bogotá, 31 de enero de 2018. El proyecto Biciregión de la RAPE tiene todo listo para iniciar la instalación de las señales turísticas de cinco rutas que recorrerán los territorios de la Región Central de Colombia

Según el director de la entidad, Diego García Bejarano, estas rutas contarán con paneles informativos turísticos y son las primeras en el país que cuentan con estándares internacionales para las prácticas de bicicleta de montaña, las cuales han sido adoptadas de la Federación Francesa de Ciclismo y la International Mountain Bicycling Association (IMBA).

Resaltó que con este proyecto, la Región Administrativa y de Planeación Especial, busca promover el desarrollo turístico en las zonas rurales de sus asociados (Bogotá, Boyacá, Cundinamarca, Meta y Tolima), a través de esta actividad recreativa de bajos impactos ambientales.

Acotó que con la puesta en servicio de estas rutas, se  fortalecerá significativamente la oferta turística del corredor central, complementando las estrategias que viene adelantando el  Gobierno Nacional.

Explicó que este proyecto ha tenido, en su primera fase, una inversión cercana a los 600 millones de pesos, distribuidos en las cinco rutas que recorren 280 kilómetros en 17 municipios de la región.

Subrayó que espera que la Biciregión logre constituir una red cercana a los 1800 kilómetros de recorridos turísticos por la Región Central, a corto, mediano y largo plazos.

Las cinco primeras rutas son:

  • La ‘Ruta de la Bio-Metropolis’, inicia en el Páramo de Cruz Verde, recorre los cerros orientales de Bogotá y le brinda al turista la oportunidad de conocer donde nacen los servicios ecosistémicos que consume la ciudad. Contará con una extensión de 31 kilómetros y algunos de sus atractivos turísticos principales son: el Embalse San Rafael, el Valle del Frailejón, el Bosque de Pinos y Cipreses, Rio Teusacá, entre otros.
  • La Ruta Caminos de Arcilla’, con 66 kilómetros, recorre los hermosos paisajes de la Provincia del Alto Ricaurte en Boyacá, con una temática histórica y artesanal. Cuenta con atractivos como: el Río Moniquirá, el Monasterio de la Candelaria, el Observatorios Astronómico `El infiernito´ y Villa de Leyva.
  • La Ruta Güecha’, con una historia que se remonta a los ancestros Muiscas, comienza en el embalse Sisga y tiene una extensión de 50 kilómetros, atravesando lugares únicos como el Mirador Rocas de Suesca, los Monolitos, el Río Bogotá, la Laguna de Suesca y finaliza en Cucunubá.
  • La ‘Ruta Sendas de Agua, Torrentes de Paz’, permitirá a los turistas recorrer lugares de naturaleza exuberantes, que ahora son accesibles gracias al pos conflicto. Inicia en el municipio de Mesetas (Meta) y durante 70 kilómetros recorrerá atractivos como: la Cascada El Rubí, el Puente de Reconciliación, el Mirador del Parque Nacional Natural Sierra de la Macarena y el municipio de Castillo.
  • La Ruta de la Templanza’, narra la tradición arriera de las montañas del Tolima. Desde el municipio de Murillo, empieza un recorrido de 55 kilómetros en donde se pueden apreciar Bosques de Palma de Cera, las Termales de Yuca y Canaán, el Mirador Valle del Magdalena y el Mirador de los Nevados, finalizando en Santa Isabel.

A corto plazo, el proyecto, también, contempla capacitar a operadores turísticos, para que brinden servicios que les permita a los turistas tener una mejor experiencia, acompañados de un guía que cuente la historia que alberga cada una de las estaciones y describa sus atractivos.

Así mismo, se pondrá en marcha una estrategia de promoción de estas rutas para que muchos bicituristas de la región, Colombia y el mundo las conozcan y disfruten.

Pin It on Pinterest