El economista y máster en desarrollo regional, Carlos Yepes, ha realizado un profundo análisis sobre la región surcolombiana, una zona indiscutiblemente estratégica para el país, toda vez que el departamento del Huila es considerado una gran caja de agua, cuenta con una gran reserva ambiental y muchas potencialidades que permitirían un avance significativo en materia de desarrollo y competitividad.

“Es importante decir que esta región del surcolombiano está localizada sobre el cinturón ecuatorial, cuya gran bondad es que tenemos gran floraciones al año, lo que nos permite ser unos grandes productores de alimentos y hoy el principal problema que tiene el mundo entero es la seguridad alimentaria que se ha convertido en una prioridad, por eso las grandes potencias del mundo se están apoderando de lo que es el cinturón ecuatorial ya que somos una gran despensa alimentaria, si nos trasladamos a los hemisferios norte o sur, podemos encontrar que allá solo hay dos floraciones al año, lo que no les permite tener cultivos durante gran época del año. De esta manera, la región surcolombiana se convierte estratégicamente en una gran despensa a futuro para el mundo, cuando hablo del entorno propicio, a partir de dos reflexiones, la primera tiene que ver con el concepto y las teorías del desarrollo y cómo esa concepción de desarrollo y la pretensión, impulsada desde los países de primer mundo, nos han ubicado en lo que somos hoy, un país, una región y unos ciudadanos de tercer mundo y el segundo parte del entorno geopolítico para tratar de ubicarnos en este momento histórico, en qué contexto estamos hoy y, dentro de ese contexto, considero que tenemos relación a hacia una mirada con el Asia Pacífico porque tenemos dos oportunidades claras que se enmarcan dentro de este entorno geopolítico”, comentó Yepes.

Desarrollo
En términos teóricos, el concepto de desarrollo suele confundirse con el crecimiento económico, no obstante, están profundamente ligados, puesto que un país o una región pueden ampliar sus ingresos y esto llevar a la competitividad que vincula variables cuantitativas, entre las que se encuentran la producción, el ingreso y el empleo, elementos que se pueden medir y analizar frente al auge si se impacta positivamente para constituir una base fundamental.

“Estos elementos cuantitativos también involucran todo lo relacionado con las escuelas, los acueductos, el alcantarillado y son los que nos determinan las condiciones de vida de una sociedad, es decir, esto se traduce en bienestar, el desarrollo económico es sinónimo de bienestar y es una categoría histórica que se debe a la satisfacción de las necesidades básicas de la sociedad, entendiendo que estas también son cambiantes en el tiempo, son dinámicas y entre más aumenten, más esfuerzos por el desarrollo se deben ejecutar. Conceptualmente se puede decir que una sociedad, un país o una región se considera desarrollada cuando cuenta con unas manifestaciones de su aparato productivo dentro de su sociedad, por ejemplo, con características de un proceso continuo y sostenido de industrialización, los países que han alcanzado altos niveles de ingresos per cápita para la mayoría de la población porque el nivel de empleo es bueno y los salarios también son de considerable abundancia; otra característica es que una muy baja cantidad de la población económicamente activa es ocupada en actividades primarias que tienen que ver con la agricultura, elevados niveles de producción y productividad, diversificación del aparato productivo, ya que son países que tienen industrias manufactureras, de alimentos, metalúrgicas y una gran cantidad de producción, a partir de elementos de sostenibilidad”, agregó el economista.

En cuanto a los factores diferenciadores para lograr el desarrollo, con base en la experiencia de países de primer orden, los procesos guardan relación con el alto consumo de bienes y servicios, puesto que la población tiene mejores ingresos, lo que les permite acceder fácilmente al consumo. Otro factor tiene que ver con la inversión de ciencia de tecnología y la exportación de productos manufacturados y de capital que repercuten en los altos niveles de calidad de vida, educación y salud.

Fuente: Diario del Huila

English
Redimensionar imagen
Contraste