El sector agropecuario de la Región Central del país acumula anualmente 13,1 millones de toneladas de gases de efecto invernadero, uno de los principales causantes del fenómeno del cambio climático, y la ganadería representa una tercera parte; es decir, el 34%, del total de estas emisiones.

Es por ello, que en el día Mundial del Medio Ambiente, la Rape – Región Central, anuncia el proyecto “Ganadería Carbono Neutro”, una iniciativa de mitigación y adaptación al cambio climático con la que se busca intervenir 16.500 hectáreas, ubicadas en 38 municipios estratégicos del área rural de Bogotá, Cundinamarca, Boyacá, Tolima y Meta con el objetivo de disminuir las emisiones de gases efecto invernadero en esta actividad económica.

Restauración

La estrategia comprende varias medidas que serán implementadas en las fincas y predios que harán parte del proyecto. Se pondrá en marcha la restauración pasiva del bosque, la siembra de árboles y arbustos en potreros y la integración del modelo apícola, teniendo en cuenta que las abejas aumentan la capacidad de captura de los gases de efecto invernadero por medio de la polinización del 73% de los cultivos agrícolas del planeta.

“A través de este proyecto se beneficiarán 1.260 familias del centro del país que encontrarán mayores oportunidades de ingresos al lograr mayor eficiencia en el manejo de su suelo. Adicionalmente, capacitaremos y brindaremos asistencia técnica a 190 ganaderos de tal manera que puedan implementar una producción agropecuaria ambientalmente sostenible y consciente”, anunció Fernando Flórez, director de la RAPE – Región Central.

Trabajo

Con el sector ganadero se hará un trabajo conjunto que permita disminuir las concentraciones de gases de efecto invernadero logrando capturas por 1,3 millones de toneladas de estos gases, a través de bosques que prestan el servicio ecosistémicos para la protección del recurso hídrico, la siembra de árboles en sistemas silvopastoriles y pastoriles mejorados e intensivos, y en general las mejores prácticas en la producción pecuaria regional, con el objetivo de aumentar las 8,1 millones de toneladas capturadas anualmente por el sector agropecuario en la región.

“Al reconocer que la ganadería se constituye en un emisor de los gases de efecto invernadero, también es importante resaltar que este sector puede convertirse en un aliado en el proceso de mitigación de los mismos. Por ello trabajaremos de la mano en el diseño de alternativas para la lucha contra el cambio climático”, agregó el director Flórez.

Comida

La Región Administrativa de Planificación Rape, en su labor de impulsar planes regionales de desarrollo económico y ambiental en el centro del país, en este día tan importante en el que se busca generar consciencia sobre el cuidado al medio ambiente, así mismo reafirma su compromiso de promover la producción de alimentos sin químicos y el suministro y distribución de los mismos evitando el desperdicio de comida y la adecuada gestión de residuos, entre otros, firmados en el Pacto de Milán, como la primera región en Latinoamérica en adherirse gracias a la invitación de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura FAO una vez la entidad expuso en Brasil, el Plan de Abastecimiento Alimentario de la Región Central de Colombia 2019-2030.

“Al tratarse de un modelo innovador y el primero que incluye a varios territorios, nuestro Plan de Abastecimiento Alimentario fue destacado por la FAO y producto de ello como región acogimos el Pacto de Milán, lo que representa nuestra responsabilidad en la aplicación de medidas que aseguren la sostenibilidad alimentaria y la productividad rural se eleva a un compromiso internacional que cumpliremos”, indicó el director de la Rape.

Cambio verde

Es así, como la Rape – Región Central, continuará trabajando en la implementación de programas dirigidos a la protección del medio ambiente, los cuales ha desarrollado, entre otros, con éxito como “Cambio Verde”, intercambio de material reciclable por alimentos que la fecha ha beneficiado a más de 33mil personas, entregado 32.739 kg de alimentos a familias vulnerables y recuperado más de 100 mil kilogramos de material reciclable; lo que se traduce en 1.525.016 litros de agua ahorrados; 971 árboles salvados de ser talados para producir papel y se evitó la emisión de 145 toneladas de Gases de Efecto Invernadero.

Así mismo, mediante el proyecto Páramos actualmente adelanta un proceso de restauración de 1.098 hectáreas de estos ecosistemas, incluyendo a 1.300 familias quienes son participes del proceso de cuidado de los recursos naturales y con el que formarán 1.785 líderes ambientales y 4.675 niños para que sean multiplicadores en sus territorios.

English
Redimensionar imagen
Contraste

Pin It on Pinterest