La iniciativa, que es del orden supra-regional, busca adelantar acciones tendientes a la conservación, preservación y reconversión de los territorios o complejos de estos ecosistemas de los departamentos de Cundinamarca, Boyacá, Meta, Tolima y el Distrito Capital.
El proyecto denominado “Implementación de acciones de conservación y restauración de los complejos de Páramo, Bosque Altoandino y servicios ecosistémicos de la Región Central”, fue pensado con el fin de que los páramos continúen proporcionando sus servicios ambientales característicos, en especial de regulación hídrica, al tiempo que busca mejorar la calidad de vida de las comunidades locales que los habitan.
Con la implementación de este proyecto se busca ayudar a la conservación, restauración y reconversión de áreas que se encuentren en ecosistemas de páramos y bosque alto andino, así como en la herramienta de aporte frente al Cambio climático que acoge a Colombia. (Lea: El papel de los ganaderos en la conservación de los páramos)
¿En qué consiste?
El proyecto Páramos pretende en conservar y restaurar los servicios ecosistémicos y la biodiversidad asociada a los complejos de páramos y bosque alto andino, ubicados en la jurisdicción de la Región Central de Colombia.
Reconversión
Fomentar el uso sostenible del suelo
Consiste en el proceso de transformar los procesos que se vienen desarrollando en las actividades productivas, a través de sistemas competitivos y al mismo tiempo sostenibles que proporcionen un mejoramiento en la calidad de vida de la población rural. (Lea: Los ganaderos pueden contribuir a la conservación de páramos)
Con el componente de Reconversión, el Proyecto Páramos:
– Realiza proceso de reconversión en 650 hectáreas.
– Beneficia 1.300 familias de las zonas en donde hace presencia.
– Invierte $7 millones 400 mil promedio aproximado por familia.
– Interviene 30 municipios.
Restauración
Implementar procesos de conservación y restauración en áreas de importancia ecosistémica.
La restauración es un proceso que no solo tiene como propósito la recuperación, revegetación o reforestación de áreas mediante plantaciones de especies arbóreas, sino que busca la regeneración de los ecosistemas a largo plazo.
Este proceso se concibe de una forma participativa con la comunidad, los gremios, las asociaciones y demás grupos de interés, quienes estarán vinculados y serán actores fundamentales para el empoderamiento y apropiación de la actividad. (Lea: Presentan programa para proteger páramos y bosques en Boyacá)
Con el componente de restauración, el Proyecto Páramos:
– 328 talleres de socialización y apropiación en restauración.
– Trabajará en 14 complejos de páramos con prácticas de restauración.
– Dará acompañamiento en el establecimiento de los viveros.
– 998 hectáreas en proceso de restauración.
– 345 hectáreas de restauración pasiva – 12 municipios + 753 hectáreas restauración activa – 33 municipios = 998 hectáreas en total en proceso de conservación y restauración.
Formación ambiental
Establecer mecanismos de articulación, coordinación y gestión socioambiental entre actores públicos y privados. (Lea: Ganaderos ubicados en los páramos piden no ser retirados de allí)
Con este componente se busca generar participación social, mejorar comunicación y divulgación entre actores tanto públicos como privados y la comunidad directa e indirectamente afectada por la ejecución del Proyecto Páramos.
Con este componente de Formación ambiental, el Proyecto Páramos:
– Realizará formación ambiental a 4.675 niños líderes y 1.785 promotores ambientales.
– Gestión y articulación socioambiental.
– Apoyo de procesos interinstitucionales y estrategia de comunicación.
Avances en las regiones
En el departamento del Meta, fue establecida la en gira 6 municipios, la cual se hará a finales del mes de marzo y en donde se visitarán las poblaciones de San Juanito, El Calvario, Restrepo, Villavicencio, Acacías y Cubarral.
Además, dentro de la estrategia se tiene previsto intervenir en el cuidado de áreas estratégicas así como la realización de 32 talleres de formación ambiental a 145 líderes ecológicos y 540 niños de las instituciones educativas ubicadas en los municipios donde se hará la gira. (Lea: 5 páramos del país tienen serios impactos ambientales)
Como Gobernación del Meta a través de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Minero Energéticos daremos inicio a tareas conjuntas donde reforestaremos más de 54 mil árboles nativos en áreas estratégicas de los páramos de Sumapaz y Chingaza; además realizaremos un acompañamiento de reconversión productiva por una valor de $8 millones que beneficiarán a diferentes familias de los municipios de San Juanito y El Calvario”, explicó Oswaldo Avellaneda, secretario del Medio Ambiente del Meta.
La idea de la estrategia y el trabajo con la comunidad articuladamente entre las instituciones tiene como finalidad trabajar en procesos de restauración y reconversión en 32 y 55 hectáreas respectivamente, con los que 110 familias se verán beneficiadas.
Igualmente se busca fortalecer lazos de trabajo que conduzcan a fomentar el cuidado de estos nacimientos de agua, rehabilitar zonas de importancia, coadyuvar al uso sostenible del suelo y realizar una gestión socio-ambiental entre actores públicos y privados. (Lea: La finca ganadera que contribuye a la conservación de los páramos)

Pin It on Pinterest