Bogotá, 30 de julio de 2018. La Región Administrativa y de Planeación Especial (RAPE), celebra la sanción presidencial de la Ley 233 de 2018 por la cual se dictan las disposiciones para la conservación de los ecosistemas de páramo en Colombia.

Esta norma robustece las acciones de restauración y reconversión que hoy ejecuta la Región Central, a través de su Proyecto Páramos. Es de resaltar que la RAPE es la única entidad pública que en la actualidad adelanta un proyecto en 14 complejos de páramos llegando a 53 municipios de los territorios asociados a la entidad.

“La sanción de la Ley de Páramos, es el resultado de la tarea que se ha estado realizando con la delimitación de estos ecosistemas y hace parte de los compromisos que el gobierno del presidente Juan Manuel Santos estableció en su Plan Nacional de Desarrollo”, manifestó el director ejecutivo de la entidad, Diego García Bejarano, además recalcó la importancia de la participación de la comunidad que habita en los páramos, para ser gestores en la protección de estos nacimientos de agua.

Asimismo, García Bejarano exaltó que es indispensable hacer una revisión a las exigencias de las Autoridades Ambientales Regionales para lograr que esta nueva norma cumpla con sus buenos efectos de protección y conservación.

Desde la Región Central se busca restaurar zonas de alta importancia ecosistémica con el fin de resguardar estas fábricas de agua y así garantizar una la seguridad hídrica para los territorios.

Resulta valioso destacar que el Proyecto Páramos está implementando acciones de restauración ecológica en 1.098 hectáreas degradadas, fomentando el uso sostenible del suelo, a través de procesos de reconversión productiva que benefician a 1.300 familias y trabaja en una gestión socioambiental diaria formando a 4.675 niños y 1.785 promotores ambientales

Pin It on Pinterest