La RAPE Región Central, la Gobernación del Meta y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura – FAO presentaron el balance del proyecto Cambio Verde, implementado en Villavicencio, Meta.

3600 personas de los barrios más populares de la puerta del Llano, quienes voluntariamente decidieron separar los residuos sólidos en sus casas, recibieron frutas, verduras y huevos a cambio de los materiales reciclables entregados en las jornadas del proyecto Cambio Verde, diseñado por la RAPE.

“El propósito de este programa es permitir el acceso de las comunidades a la canasta básica alimentaria con productos de primera calidad, pero además con un elemento adicional, y es que todo esto se hace mientras aportan a la protección del medio ambiente“, aseguró Luis Gerardo Arias, subdirector técnico de la RAPE.

Los villavicenses, a la fecha, han recibido 22.758 kg de alimentos, gracias a la recuperación de 41mil kg de residuos sólidos. Lo que indica un ahorro de 420.162 litros de agua y 268 árboles salvados.

A través de Cambio Verde, también se capacitaron 550 familias en producción de alimentos para autoconsumo y recibieron un kit de agricultura urbana para implementar las huertas de hortalizas en sus casas.

Otros 1.945 participantes se capacitaron en alimentación saludable y en prevención de pérdidas y desperdicios de alimentos. Ellos recibieron un juego de recipientes.

Gracias a los buenos resultados y el positivo impacto que tuvo Cambio Verde, con el apoyo de la Gobernacion del Meta, se pondrá en marcha una nueva fase que permitirá dar continuidad a importantes procesos sociales generados gracias al proyecto en materia de seguridad alimentaria y cuidado del medio ambiente.

English
Redimensionar imagen
Contraste

Pin It on Pinterest