El Plan de Seguridad Hídrica (PSH) es una iniciativa que busca generar condiciones para alcanzar la seguridad hídrica a escala regional desde los ámbitos técnico, estratégico y político, contando con la participación de los territorios que hacen parte de la Región Central del país.

Bogotá, D. C., 14 de junio de 2023. La Región Administrativa y de Planificación Especial (RAP-E), a través del eje de Sustentabilidad Ecosistémica y Manejo de Riesgos, lideró la primera mesa técnica 2023 del Plan de Seguridad Hídrica (PSH) de la Región Central, encuentro que reunió a entidades públicas, privadas y ONG´s con el propósito de construir y formular la ruta de acción de dicho plan que busca beneficiar a los cerca de 17 millones de habitantes de los territorios que hacen parte de la Región Central.

“Esta actividad se desarrolla en el marco del convenio interadministrativo que tenemos con la Fundación Alianza Biocuenca donde buscamos aunar esfuerzos para poder establecer diálogos y concertaciones en torno a la seguridad hídrica en la región. La idea es contar con un plan de acción que nos permita llevar esos hechos a todos los territorios de la zona centro del país”, señaló Magda Paola Núñez Gantiva, directora de Planificación, Gestión y Ejecución de Proyectos de la RAP-E.

Al tiempo, Andrea Yáñez, directora Ejecutiva del Fondo de agua Bogotá Región: Agua Somos, reiteró la importancia del trabajo articulado entre las regiones. “Hoy es un día muy importante, estamos dispuestos a trabajar en un plan de acción en el que podamos estar articulados y sobre todo tener líneas de acción claras y concisas, que nos permitan conservar, restaurar y trabajar por las comunidades. Bogotá, Boyacá, Cundinamarca, Huila, Meta y Tolima están unidos por la seguridad hídrica de la Región Central gracias al liderazgo de la RAP-E”, señaló la funcionaria.

El encuentro que reunió a más de 25 entidades ambientales del orden nacional como lo son el Ministerio de Ambiente y Ministerio de Agricultura, IDEAM y, regionales como las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR), secretarías de Ambiente, unidades departamentales de Gestión de Riesgo de Desastres, entre otras, se desarrolló a través de tres líneas de acción: fortalecimiento de la gobernanza y capacidad institucional para la seguridad hídrica; protección de servicios ecosistémicos para la provisión de agua y para la resiliencia climática y, agua limpia y disponible para las personas y los sistemas productivos sostenibles.

Se espera que la hoja de ruta del PSH continúe desarrollando ejercicios concretos y específicos para la conservación del agua en la región a través de la compilación de insumos que muestren un panorama más efectivo de las inversiones que se deben hacer en los territorios.

 

 

English
Redimensionar imagen
Contraste