Con la entrega a seis familias productoras de papa de Ráquira, Boyacá, de 1330 plántulas para la revitalización de los nacederos de agua, ubicados dentro de los predios, y de 184 postes elaborados en plástico reciclado, alambre y malla para el cercado de los bosques existentes en cada predio, el proyecto Incentivos a la conservación de la RAP-E Región central culmina su gestión en el 2019.

Todos estos insumos les fueron entregados, a cambio del compromiso adquirido por estos boyacenses para la preservación o mejoramiento de las áreas de bosque ubicadas en la vereda Firita Peña arriba, la única del municipio que tiene área de páramo. 

La intervención en este municipio fue promovida desde la Comisión Conjunta del páramo de Rabanal, que vienen promoviendo hace varios años este tipo de iniciativas procesos de reconversión productiva dentro del complejo y Pagos por Servicios Ambientales” indicó Fernando Flórez, Gerente de la RAP-E

El Modelo Regional de Incentivos a la Conservación consiste en otorgar estímulos a campesinos y productores que viven en áreas de recarga hídrica (áreas vitales para la provisión del agua) a cambio de que ellos asuman el compromiso de la conservación de sus parches de bosque y sus cuerpos de agua.

“Este proyecto es una gran forma de incentivar a los que estamos en la parte más alta del páramo. Nos dan las herramientas y los insumos para proteger las fuentes hídricas. Esto nos pone a pensar en que estamos ayudando a construir un mejor futuro para nuestros hijos y nuestras tierras”, comentó José Gabriel Martínez, beneficiario del Modelo Regional de Incentivos a la Conservación en Raquira.

Durante la presente vigencia, este proyecto se ha llevado a cabo en tres municipios de la Región Central: San Juanito, Meta; Herveo, Tolima y Ráquira, Boyacá.

En el caso de San Juanito se realizó la primera visita de seguimiento al trabajó de 36 familias pertenecientes a ASOFRIMETA (Asociación de frijoleros), a los que se les entregaron 200 plántulas para el montaje de un banco de tutores, del cual podrán extraer los postes de madera necesarios para el cultivo del fríjol. Esto evitará que tengan que invadir y talar los bosques de la región. 

En Herveo, la alianza se logró con 38 familias cafeteras pertenecientes a la Asociación de Productores El Cable, a quienes se les entregó 11 tanques sépticos, 19 sistemas modulares para el tratamiento de las aguas residuales del café y 7 tolvas de plástico para el lavado de los granos.

Las personas que deseen pertenecer al grupo de beneficiarios de esta iniciativa, es indispensable que los predios se encuentren dentro de áreas de importancia estratégica del agua y, además, hacer parte de alguna asociación campesina (asociación de productores, junta de acción comunal, junta de acueducto, etc.), que a su vez esté interesada en participar del proyecto.

English
Redimensionar imagen
Contraste

Pin It on Pinterest