(Bogotá, 16 de marzo de 2020). La crisis climática se genera, principalmente, por el uso de combustibles fósiles como el petróleo, el gas o el carbón, que se utilizan como fuente de energía para producir electricidad o movilizar el transporte, entre otros. Sin embargo, a esta causa se suman la deforestación, la agricultura y la ganadería.

Aunque en Colombia la zona más afectada es la Costa Atlántica, la Región Central no puede ser indiferente ante esta lamentable situación. Es por esta razón que los gobernadores de Boyacá, Cundinamarca, Huila, Meta y Tolima, así como la Alcaldesa de Bogotá, dieron un ejemplo no solo de compromiso, sino de voluntad política, para sumar esfuerzos y disminuir el aumento de la temperatura en sus territorios.

En este sentido, dando inicio a la implementación del Pacto de SumaPaz, suscrito el pasado 29 de febrero, los mandatarios firmaron la declaratoria de crisis climática, con la que adquieren 10 compromisos para reducir la emisión de gases de efecto invernadero y mitigar el cambio climático:

1. Establecer medidas políticas y normativas que garanticen la reducción de gases efecto invernadero en un 50% para el 2030.

2. Tomar todas las medidas necesarias para proteger y restaurar los ecosistemas estratégicos, y así frenar la pérdida de biodiversidad y mitigar la crisis climática.

3. Contar, desde cada jurisdicción y antes de diciembre de 2020, con un plan detallado que defina la ruta para lograr los objetivos deseados a 2030.

4. Formalizar una apuesta por el desarrollo rural sostenible con una agricultura concordante, reconociendo la labor de aquellos productores que desarrollan programas de adaptación y mitigación a la crisis climática y aquellos que inician procesos de restauración y conservación en diferentes sistemas.

5. Favorecer en cada jurisdicción que las ciudades existentes sean verdes, compactas y con modos de transporte sostenible.

6. Diseñar una transición justa y concordante con los más vulnerables.

7. Establecer herramientas de comunicación e información efectivas que permitan la divulgación del cumplimiento y los retos de esta proclama.

8. Reunir esfuerzos con la nación y el mundo para compartir experiencias, buscar mejores prácticas y animar a la transformación.

9. Evaluar cada política pública y decisión, teniendo en cuenta el componente de la crisis climática, y convertir  esta variable en un eje central.

10. Reportar, anualmente, ante la ciudadanía y la junta directiva de la RAP-E el avance de los compromisos y los esfuerzos adicionales para superarlos. Estos reportes se harán cada mes de febrero.

De esta forma, los mandatarios de la Región Central dejan en evidencia su preocupación por la situación medioambiental, abanderando una problemática que requiere compromisos serios y directos por parte de los gobiernos departamentales y el Gobierno Nacional.

Seguimos construyendo región.

English
Redimensionar imagen
Contraste

Pin It on Pinterest